jueves, 21 de abril de 2016

EXPERIENCIA CONSTRUCTIVA DE VIVIENDA TIPO IGLU



EXPERIENCIA CONSTRUCTIVA DE VIVIENDA TIPO IGLU
El Proyecto Regional con Enfoque Territorial Contribución al desarrollo del territorio del centro-norte del Chaco en un marco de equidad social, sustentabilidad y competitividad que desarrolla el INTA, destaca como una de las causa del éxodo rural a los insuficientes servicios sociales, entre los cuales menciona vivienda, salud, infraestructura, educación, seguridad, haciendo del medio rural un ámbito poco atractivo para la vida de una familia (INTA, 2013).
Las condiciones de la vivienda han sido reconocidas como una de las principales determinantes sociales de la salud humana. La relación entre vivienda y salud es compleja, ya que las condiciones de aquella pueden promover o limitar la salud física, mental y social de sus residentes. La situación de precariedad de la vivienda afecta la salud, afectando a las poblaciones más pobres y a los integrantes más vulnerables de la familia, como las mujeres, los niños menores de cinco años, las personas que padecen enfermedades crónicas, los discapacitados y los adultos mayores porque pasan la mayor parte del tiempo en la vivienda.
Vivienda construida en Lote V - Departamento Presidencia de la Plaza (Chaco)
El sector rural chaqueño, al igual que el del resto del país, se encuentra prácticamente marginado del acceso a una vivienda confortable. Un alto porcentaje de las familias habitan en viviendas inadecuadas, deficientes en el espacio disponible, con grandes carencias en techos, pisos y mampostería. Las condiciones habitacionales son precarias; la necesidad de una vivienda es una meta postergada y la respuesta del Estado[1] a la demanda se reduce a la construcción de barrios, llave en mano, lo que los obliga a migrar del campo al pueblo o ciudad contribuyendo al éxodo rural. En el caso particular del sector rural pobre, las respuestas han sido poco efectivas, no han tenido continuidad ni sustentabilidad. Esto trae como consecuencia la promiscuidad, hacinamiento y deficientes condiciones de vida de este sector (ANTONINI, y otros, 1999 pág. 1) (MARTÍNEZ, 2003).
Según información provista por el INDEC (2001), el 32,1% de los hogares del departamento Presidencia de la Plaza tiene indicadores NBI, guarismo que aumenta al 57,80% si sólo se toma la población rural, mientras que el 31,1% de la población urbana posee los mismos indicadores (MURMIS, 2001 pág. 19).
El 46,90% de los hogares ocupa casas tipo B, que cumplen por lo menos con una de las siguientes condiciones: tienen piso de tierra o ladrillo u otro material o no tiene provisión de agua por cañería dentro de la vivienda o no disponen de inodoro con descarga de agua. El rancho, propio de áreas rurales pero no excluyentes de este, tiene generalmente paredes de adobe, piso de tierra y techo de paja o chapa. La casilla está construida con materiales de baja calidad o desecho. En el departamento, el 14,30% ocupa este tipo de vivienda. En comparación con la situación habitacional promedio provincial, el departamento presenta una brecha de -8,40% en la cantidad de viviendas tipo B y del -3,70% en la cantidad ranchos y casillas (CEPRODER, 2006).
Los pequeños productores minifundistas y los trabajadores rurales transitorios pertenecen a familias con NBI y constituyen los grupos sociales más pobres del agro, situación que comparten con la mayoría de los pobladores del ejido periurbano. Las viviendas que habitan son precarias, construidas con palos, palmas, chapa de cartón, adobe y paja, y la situación de hacinamiento es común en estos tipos sociales. Las familias ocupan terrenos privados, fiscales y áreas de reserva en donde construyen sus ranchos o casillas (CODUTTI, 2003 pág. 150).
LA VIVIENDA ECONÓMICA Y SALUDABLE
La enumeración de las problemáticas detectadas en el territorio, determinan oportunidades de acciones, que realizadas adecuadamente brindarían una contribución al desarrollo socio comunitario y productivo en la región y son el soporte para la implementación del Proyecto Regional Contribución al desarrollo del territorio del centro-norte del Chaco en un marco de equidad social, sustentabilidad y competitividad (INTA, 2013), como también los demás proyectos de intervención que se desarrollan en el territorio.
Como las condiciones del clima en la región chaqueña no son rigurosas, gran parte del tiempo se pasa afuera, cumpliendo la vivienda la función de resguardo de los bienes y para repararse de la lluvia o de los días fríos, por lo que debe entenderse a la vivienda no solo el edificio material, sino también el espacio físico que la rodea y donde se cumplen la mayor parte de las actividades cotidianas, donde: “La casa no es tan solo una estructura, sino una institución creada para un complejo grupo de fines” (RAPOPORT, 1970 pág. 65).
La estrategia de vivienda saludable debe perseguir el objetivo de promover y proteger la salud de las poblaciones más vulnerables de los peligros a los que están expuestas en las zonas más necesitadas: asentamientos periurbanos, zonas rurales y otros. Para que ésta sea exitosa, la estrategia debe formar parte de las políticas, planes, programas y proyectos de vivienda y desarrollo urbano que los gobiernos locales, provinciales y nacionales emprendan.
El enfoque de vivienda saludable propone viabilizar un diseño confortable y de suficientes dimensiones, que garanticen la salud de sus moradores, promueva un entorno de la vivienda como prolongación de la misma y de esta manera hacer el aporte al desarrollo local de la comunidad. Al concepto de salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” (Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud, 1978), se agrega el enfoque de la salud como responsabilidad social, incorporando la dimensión histórica y social.
A los conceptos anteriores, se agregan las características de ser económicas y de fácil construcción, elementos todos ellos que reúne la vivienda tipo iglú, o como la han rebautizado en la zona, la “casa horno”, por su similitud con el horno de carbón tipo media naranja. Este modelo de viviendas, aunque no tienen mucha difusión, se encuentran a lo largo y ancho del país[2], lo que muestra su adaptabilidad a las diferentes regiones.
LAS CONDICIONES FUNDAMENTALES DE LA VIVIENDA SALUDABLE
El lugar donde se construirá la vivienda iglú debe reunir las mismas condiciones que deben buscarse para cualquier instalación que quiera realizarse:
1- En un sitio seguro, no inundable, no expuesto a desmoronamientos de tierra y de superficie de terreno lo suficientemente amplia para vivir adecuadamente.
2- Con una estructura segura, para soportar los embates de la naturaleza, tales como tormentas, vientos huracanados y demás inclemencias del tiempo.
3- Espaciosa, para contener los espacios básicos y suficientes para el bienestar psicofísico de la familia, tales como áreas sociales, áreas de servicios, áreas privadas, áreas de patios secos de expansión y áreas para actividades al aire libre con techos vegetales.
CARACTERISTICAS Y PRESUPUESTO
La vivienda construida tiene un diámetro de 8 m, lo que representa una superficie cubierta de aproximadamente 50m2 y consta de una cocina comedor (21 m2), dos dormitorios (11 m2 cada uno), baño (4 m2),  antebaño (2 m2) y pasillo (1 m2). Conjuntamente al diseño espacial, se incluye el diseño de equipamientos de guardarropa, de guardado de vajilla de cocina y del manejo del agua (pileta de cocina y pileta de lavar); es de suma importancia para el sector social de bajos ingresos, proponer y ejecutar todos estos equipamientos, donde los mismos se materializan con la técnica constructiva del ladrillo y de la madera.

MATERIAL
CANTIDAD
UNIDAD
Ladrillos
7000
Unidad
Cemento portland
50
Bolsas
Arena
6,5
Tonelada
Hierro 6 mm
4
Varilla
Hierro  4.2 mm
20
Varilla
Hierro 8 mm
3
Varilla
Hidrófugo[3]
4
Kg
Puerta exterior
1
Unidad
Puerta interior
3
Unidad
Ventana
5
Unidad
Inodoro
1
Unidad
Lavabo
1
Unidad
Caño 1/2''
30
Metro
Pileta de lavar
2
Unidad
Tanque de agua
1
Unidad
Calefón solar
1
Unidad
Instalación eléctrica
1
Total
Grifería
1
Total
El presupuesto de materiales representa aproximadamente una tercera parte de lo que costaría una vivienda convencional, para la misma superficie cubierta.
CONVENIENCIA DEL DISEÑO DE ESTE TIPO DE ESPACIO–FORMA - ESTRUCTURA
·         Protección contra vientos: La forma circular hace posible una mínima incidencia de los vientos sobre la edificación. Por el cambio climático, las tormentas y temporales son más frecuentes y de mayor violencia, por esta razón la importancia que tiene la construcción de estas formas de viviendas, sobre todo en zonas rurales.
·         Estructura monolítica: A diferencia de la estructura trilíptica, la semiesfera es pared y techo a la vez, sin aristas y vértices.
·         Uso de poca diversidad de materiales: La estructura se construye de ladrillos, con mortero de cemento y arena y varillas de hierro. Es decir, utiliza cuatro materiales solamente, por eso la importancia que tiene para las áreas rurales esta técnica constructiva, la cual hace posible y facilita el desplazamiento de materiales.
·         Economía: la conformación de la estructura con cuatro materiales y expresada en los ladrillos, hace posible lograr una apreciable economía por el factor mencionado anteriormente, y el otro factor clave es que la mampostería y el techo son un mismo componente estructural y técnico constructivo.
·         Las estructuras de láminas de ladrillos para pequeñas superficies y volúmenes, son de construcción simple, sencilla, económica, fuerte, segura y espaciosa. El trabajo técnico y la técnica de ejecución son de fácil comprensión por los profesionales, trabajadores de la construcción y la comunidad en general.
·         Mano de obra: La vivienda fue construida por una sola persona, la que al inicio de la obra no tenía experiencia alguna en construcción, estando al finalizar la misma, capacitado en las técnicas constructivas.
·         Protección del clima subtropical: Este tipo de clima hace necesario y recomendable en el diseño de la vivienda la conformación de volúmenes de aire de dimensiones adecuadas. Para contrarrestar las altas temperaturas del verano, en el diseño es aconsejable tomar en cuenta las siguientes consideraciones:
o   Que en cada espacio construido se produzcan corrientes de aire cruzada para una mejor optimización del confort térmico.
o   Realizar el tratamiento de las paredes exteriores con colores claros, reflejante de la radiación solar.
o   Accesos a la vivienda: Conformar un nexo entre el interior y exterior de la vivienda, el mismo hace posible proteger el acceso de las lluvias y la radiación solar.
o   Aberturas: Tener en cuenta en el diseño una correcta protección de las aberturas contra el clima (sol - lluvia), con retiros de la mampostería, con aleros, con galerías y otros. La conformación de una cámara de aire entre la superficie de vidrio de la ventana y la superficie de obscurecimiento, ya sea cortina o persiana de madera, hace posible un mejor control térmico de la vivienda.
o   Utilizar la vegetación como protección contra la radiación solar y los temporales de viento, la que además de proteger la vivienda hace posible durante todo el año, hacer uso del entorno de la vivienda con actividades de trabajo, de alimentación y sociales. La plantación de árboles para sombra y la implementación de enramadas y parraleras como techos vegetales son de fundamental importancia para los climas subtropicales.
CONCLUSIONES
Desde  el punto de vista económico, estético y constructivo, este tipo de vivienda tiene ventajas con respecto a la vivienda cúbica o trilíptica, lo que la hace apropiada para emprender un plan de construcción para dar respuesta a las necesidades habitacionales o incluso de depósito de materiales o agua que son necesarios en la zona rural, ya que el costo de una vivienda cúbica permite construir tres viviendas tipo iglú, de la misma superficie cubierta. La mayor desventaja es la resistencia de tipo cultural a vivir en una casa que por su forma de semiesfera, se asemeja al horno de carbón, que es utilizado en la zona para la elaboración de carbón vegetal.
Pero en la medida que la tecnología constructiva se vaya difundiendo, esta será aceptada y asumida.

Trabajos citados

ANTONINI Barbara Elina y MARTÍNEZ Gerardo Roberto Construcción de viviendas para pequeños productores [Informe] : Mimeo / Programa Social Agropecuario - Unidad Provincial Corrientes ; SAGPyA. - Corrientes : [s.n.], 1999.
CEPRODER Capacitación y Asistencia técnica para la identificación de los proyectos de desarrollo rural en tres municipios de la provincia del Chaco: Presidencia de la Plaza, Machagai y Quitilipi [Informe] : Mimeo / Ministerio de Economía y Producción - Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos ; Proyecto de Desarrollo de Pequeños Productores Agropecuarios. - Resistencia : [s.n.], 2006.
CODUTTI Raúl Oscar Diagnostico Agrario y Rural de la Provincia del Chaco [Informe]. - [s.l.] : Ministerio de la Producción. Gobierno del Chaco - Fortalecimiento Institucional. Proyecto de Desarrollo de Pequeños Productores Agropecuarios. SAGPyA. (En soporte magnético), 2003.
Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud Declaración de Alma-Ata [En línea]. - 6-12 de Septiembre de 1978. - 20 de Abril de 2016. - www.promocion.salud.gob.mx/dgps. - En PDF..
INDEC Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2001 [En línea]. - 2001. - 19 de Noviembre de 2015. - http://www.indec.gov.ar/micro_sitios/webcenso/publicados.asp.
INTA Proyectos Regionales con Enfoque Territorial: Contribución al desarrollo del territorio del centro-norte del Chaco en un marco de equidad social, sustentabilidad y competitividad [En línea]. - 2013. - 2 de Diciembre de 2015. - http://inta.gob.ar/proyectos/CHAFOR-1241101.
MARTÍNEZ Gerardo Roberto Un acercamiento al estado habitacional de la población rural pobre en la provincia del Chaco. Los beneficiarios del Proyecto de Desarrollo de Pequeños Productores Agropecuarios [Informe] : Mimeo / Programa Social Agropecuario - Unidad Provincial Chaco ; SAGPyA. - Resistencia : [s.n.], 2003.
MURMIS Miguel Pobreza Rural: Diversidad de situaciones ocupacionales [Libro] / ed. PROINDER SAGPyA. DDA.. - Buenos Aires : [s.n.], 2001. - Vol. Serie Documentos de Formulación 4.
RAPOPORT Amos Vivienda y Cultura [Libro]. - Barcelona : Gustavo Gili S.A., 1970.
Vivienda Social Iglú Pasos para la Construcción de un Iglú [En PDF]. - Bahía Blanca : [s.n.], Septiembre de 2010. - pág. 14.



[1] Un estudio realizado sobre población rural, muestra que solo el 4,2% de las familias recibió ayuda estatal para la construcción de su vivienda (MARTÍNEZ, 2003).
[2] Se han encontrado viviendas de este tipo en Villafañe (Formosa), General San Martín y Resistencia (Chaco), Puerto Wasserman, Bahía Blanca, Carmen de Patagones, Marysol y Pedro Luro (Buenos Aires), Las Grutas (Río Negro), Rosario (Santa Fe), Caá Cupé (Paraguay.
[3] Puede ser reemplazado por aceite quemado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario